12 de octubre de 2013

Crítica - Gravity

¡Hola a todos! Bienvenidos a este nuevo Sábados de Cine. Hoy vengo con la crítica de una película que no está dejando indiferente a nadie, Gravity:




 Que me falten las palabras para describir esta película teniendo en cuenta que quiero ser escritora o lo soy, o lo seré, no debe ser un buen síntoma. Pero la verdad es esa, no tengo ni idea de cómo desarrollar la crítica, la película me dejó alucinada. Muchos dicen que está sobrevalorada, otros muchos afirman que es una de las mejores películas de los últimos años. Sin duda me encuentro entre los últimos, e imagino que la diferencia reside en el concepto que unos y otros tengamos del cine y en la manera como interpretamos el arte.


   Para mí el cine es completamente comparable a las obras de arte que encontraríamos en un museo. Hay quienes no entran nunca a los museos de arte moderno, y quienes no entran nunca en el resto. Yo entro a todos, y me da igual que en una sala haya una obra mejor a otra. Voy pasillo por pasillo, deteniéndome ante cualquier obra que me diga algo, no importa lo que sea. Y algunas me atrapan tanto que me quedo frente a ellas, dejando que pasen los minutos, simplemente mirándolas. No las voy a juzgar comparándolas a otras, ni fijándome si ya he visto antes alguno de los artificios que utilizan, o si tal o cual detalle está más o menos perfeccionado. 

   Simplemente, la obra me atrapa en su conjunto, y me quedo frente a ella escuchando lo que tiene que decirme. Algo así es lo que me ha pasado con esta película. Ya se que a nivel técnico es una de las mejores películas de las historia, pero es que eso no lo es todo. La película tiene vida por sí misma, es un ente que se sostiene solo, sin necesidad de que tú completes los agujeros. Te atrapa y no te suelta, tiene el efecto contrario al fenómeno que le da nombre. 

  Por eso, no comprendo bien a los detractores (pocos por suerte) que se fijan en que si como siempre los rusos tienen la culpa, que si salen fotitos familiares para emocionarnos, que si se dicen pasteladas... Y demás detalles por los que le quitan nota. Jod**, ¿ni a un paso de la muerte pueden decirse pasteladas? ¿Entonces cuándo?

 No sé, la mire por donde la mire es una OBRA DE ARTE, así, con mayúsculas. Fotografía... no hace falta ni hablar de ella, ¿verdad? Música: efectiva al máximo, representativa, un espejo de lo que vemos. De hecho, el sonido en general es magnífico (a pesar de haber despertado varios debates sobre lo que debería o no debería oírse, ya que estamos en el espacio) ¿Actores? Otro punto magnífico, y especialmente porque sólo salen dos. Pocos directores apuestan por este tipo de cosas arriesgadas, como dejarle todo el peso de la película a dos caras, y en especial una, la de Sandra Bullock, que tiene una interpretación ejemplar. No se cómo la hizo en la película por la que le dieron el Oscar, pero desde luego en esta lo merece: se luce más que nunca en su vida. A mí, para qué negarlo, me encantan este tipo de "experimentos", y consideraré respetable cualquier película cuyo director decida tomar riesgos como este. 

  Y en cuanto a la historia/guión... muchos dicen que ese es el punto flojo de la película. Sí claro, si la comparamos a Lo que el viento se llevó. Pero esta película, ni es Lo que el viento se llevó ni pretende serlo. Te cuenta el desesperado intento de supervivencia de un par de náufragos en el espacio: ni más, ni menos. Si fuese una película sobre cómo un hombre se levanta de su sofá y saca una lata de refresco de la nevera, sería perfecta en tanto y cuando te contara de la mejor manera exactamente eso, quizá con alguna intervención de historias secundarias, pero sólo aquellas que de un modo u otro afecten al hecho de levantarse del sofá y coger el refresco. Por eso, la historia "paralela" que cuenta la astronauta sobre su vida en la Tierra no es una sensiblería innecesaria como muchos dicen. De hecho, sin ella su intento de supervivencia no tendría el mismo significado ni emocionaría tanto. Y eso me lleva a otro punto importante.

 La película, de principio a fin, no es más que una alegoría sobre la vida y la muerte que encuentra su culmen en esa preciosa imagen del feto (ya me entenderéis). Quizá sea una afirmación demasiado arriesgada por mi parte, pero cuanto más lo pienso más escenas, palabras e imágenes recuerdo que me inviten a mantener la idea. Spoiler (click para leer):
"despegar es como aterrizar", ¿acaso no hace referencia a la vida y la muerte?. Y esa imagen tan bella de la protagonista como si fuera un feto... en ese momento no tiene nada absolutamente detrás, es un punto de no retorno a partir del cual puede abandonar toda esperanza o nacer, es decir salvarse, llegar a la Tierra y vivir su vida. Y lo logra, llega a la Tierra, y aterriza sobre el agua, sale de la cápsula a través de un agujero y empieza a ahogarse (ejem) y después nada hasta por fin salir a la superficie y ver el sol. Y cuando toca tierra trata de levantarse, pero ni siquiera puede caminar bien. La película termina con esa imagen de ella tratando de abrirse paso como si fuera un niño que está aprendiendo a caminar. Quien me diga que la película está vacía de significado, le reto a analizar fotograma a fotograma. No escribo más ahora sobre ello porque me metería en disertaciones filosóficas que alargarían demasiado este spoiler (y aprovechando el spoiler, ¿no os traumó la escena en la que George Clooney "vuelve?)

  Para terminar, me gustaría reconocer que me he pasado la mitad de la película llorando, temblando, y que las palomitas estuvieron a punto de quedarse a la mitad, aunque cuando me acordé que las tenía volví a tratar de comérmelas (ya estaban frías y todo). Eso es algo que no me pasa desde hace muchísimo tiempo, y es por eso que las cinco estrellas que le pongo a la película se quedan cortas, tendría que agregar algún tipo de estrellita de honor para casos como este. 
  
  Si nada de lo que os he dicho os convence, si seguís teniendo dudas, entonces id simplemente por las imágenes de la Tierra. Sólo eso ya merece la pena el precio de la entrada. Egipto iluminado de noche, la bota de Italia, las auroras boreales, la Luna, a lo lejos, y ese precioso amanecer. No os arrepentiréis, ¡hacedme caso! Y, lo más importante: VEDLA EN 3D.
  

VALORACIÓN

Magnífica. Difícilmente superable. Increíble. Grandiosa. Emocionante. Preciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada