3 de junio de 2016

Queridos autores españoles:

Antes de nada, quiero decir que la entrada anterior se ha convertido en una de las más vistas desde que comencé con el blog. Gracias :) Muy pronto podré dar noticias sobre lo que sucederá con la editorial y con los autores, pero hasta entonces, hoy vengo a hablaros de otro tema.




...perdonadme. Tengo doscientos cuarenta y seis libros en mi habitación. Solo he contado los de mi habitación (en el salón hay más) por eso de ser prácticos. ¿Adivináis cuántos de esos libros ha sido escrito por uno de vosotros? 

....Cuarenta y cinco. El 18%.

Extranjeros 201 - 45 Nacionales

La cifra aumenta a cincuenta y seis si tenemos en cuenta también a los latinoamericanos, pero sigue siendo irrisoria. Si quito los de Laura Gallego y Carlos Ruiz Zafón, mi colección de autores nacionales se queda en una gota minúscula en el mar de libros que ocupa una pared de mi habitación.

Como justificación barata, diré que hice Filología Inglesa y que muchos de esos libros son obras que leí durante la carrera. Pero no deja de ser una justificación barata, sobre todo como editora que soy ahora. Como escritora que soy también.

En cualquier caso, la gran pregunta es... ¿Soy caso aparte, o responde este porcentaje a la realidad? Pues... respondeos vosotros mismos. Mirad en vuestras estanterías y calculad cuánto de lo que descansa en ellas ha sido escrito en tierra patria. Pero así, a bote pronto, me atrevo a decir que la realidad es exactamente esta.

En clase de edición, recuerdo que un día hablamos de lo difícil que era conseguir que un libro español fuera traducido al inglés. El motivo de ello es que, si mal no recuerdo, el 95% de lo que se publica en EEUU ha sido escrito en inglés: son reacios a consumir algo que no haya sido hecho sobre su suelo. El porcentaje en Reino Unido era un poquito menor, pero no se alejaba demasiado. En España. sin embargo, el porcentaje decían que era del 50%-50%. Ni siquiera creo que sea así. En mi estantería es solo del 18% y me juego mis libros a que el del resto de estanterías de España no se aleja, principalmente entre el público joven.

Y ahora la pregunta es.... 

¿Por qué?
(Why? Para los que no me entiendan)

Al pensar en la respuesta, la buenísima campaña que hizo la RAE hace nada y que espero hayáis visto es lo primero que se me viene a la cabeza.


Pues sí, queridos. Que el inglés suena muy bien. Que tenemos un complejo de inferioridad como la copa de un pino en España y que si un libro lo ha escrito Christian Shephard nos parece mil millones de veces mejor que si lo ha escrito Cristiano Pastor (jeje). Que si lo ha escrito una tal Kate Abrams seguro que va a ser una pasada pero si el que firma es Antonio Martínez... pues nos lo pensamos un poco más.

No es solo un problema literario, es un problema muy común en muchos ámbitos. ¿Cuántos seguidores del Ministerio del Tiempo no han comentado enfadados que si la serie fuera estadounidense estaría todo el mundo loco con ella? Es triste, pero también es difícil cambiarlo de un día para otro.

Amigos traductores, dobladores de películas al español... no es que quiera dejaros sin trabajo. Pero ya es hora de potenciar el consumo de lo que se hace en casa, QUE ES MUY BUENO. Que puede ser mejor si lo apoyamos entre todos. Por otro lado, promover la lectura de autores españoles es también ayudar a las editoriales, a las que les supone una inversión mucho mayor publicar a alguien de fuera que a uno de nuestros autores. Si no lo hacen más, es porque el mercado no lo demanda. ¡Cambiemos ese hecho!

Sé que esta no es la primera ni será la última iniciativa que se haga del estilo (hace no mucho corrió una llamada #leoautoresespañoles en Twitter, si mal no recuerdo), así que no quiero plantearlo de esa forma. Podéis haceros eco de ella, compartirlo en vuestros blogs o simplemente escribir algo parecido a título propio si os inspiro a ello. Para mí es más que nada una declaración de intenciones. 

Queridos autores españoles: por mi parte, 2016 será un punto de inflexión. Con algunas excepciones, me he propuesto que todo lo que lea el resto del año sea Hecho en España. Me he propuesto descubrir autores que han sido desconocidos para mí, pero que ahí están, luchando por hacerse un hueco en este mundo de pseudoanglosajones. 

Próxima lectura: Hijos del dios binario, de David B. Gil. Apenas puedo esperar de la pintaza que tiene.







15 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Acabo de llegar a tu blog, ya que buscando incesantemente en google, llegué a tu entrada "Cómo ser editora". Decir que me ha encantado, ya que nadie te dice nada sobre el tema, o incluso cuando le comentas a tus amigos/familiares a lo que quieres dedicarte, te miran con una cara de incredulidad "¿En serio? ¿Pero eso es leer libros?"... dan ganas de darles aplausos con ellos en la cara (Pero oye, de una dimensión justita como los Pilares de la Tierra xD)
    En fin, que me enrollo demasiado. ¡Me quedo por tu blog! Y enhorabuena por tu cifra, 500 ya son muchos seguidores ^^ Felicidades!
    Tus entradas son de bastante calidad, se nota que escribes muy muy bien, y con fundamento como decimos por estos lares. No puedo estar más de acuerdo con tu entrada, así que la comparto. Siempre suena mejor en inglés... una lástima. Conozco a autores españoles que tuvieron que autopublicarse, o incluso esperar a poder montar una editorial para sus propios libros... y realmente escriben fenomenal. Ya quisieran muchos estadounidenses.
    Yo siempre he pensado que en esos casos, lo ideal sería utilizar un pseudónimo, como Rainbow Rowell jajaja
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ¡Muchas gracias!

      Espero que te haya servido esa entrada :D Con que a una persona le haya venido bien ya merece la pena haberla escrito.
      Gracias también por quedarte por el blog. Yo creo que por suerte la tendencia está cambiando, poco a poco... Y se le está empezando a prestar algo de atención a los españoles.

      Sí, mucha gente opta por el pseudónimo en inglés, yo misma me lo he planteado muchas veces.
      ¡Besos!

      Eliminar
  2. Creo que tienes muchísima razón, qué te voy a contar. Yo también leo mucho más autor extranjero que español, y jo >_<

    ¿Sabes qué? Hace unas semanas me riñeron por usar seudónimo... Y un poco de razón tenían, jaja.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja tampoco es cuestión de reñir a nadie... yo aquí soy P.Sawyer (no Antonia Morales, ni nada parecido XD)

      Eliminar
  3. ¡Hola!

    Pues no puedo estar más de acuerdo contigo :') La mayoría de los libros que ocupan parte de mis 3 o 4 estanterías son de autores extranjeros y realmente no sabría decir por qué leo poca literatura española/iberoamericana, pero supongo que será por el argumento (e incluso a veces por los propios autores, que sean reconocidos y tal...no tengo perdón xD) o por lo que comentas: que parece que si el autor es extranjero escribe mejor que uno español. Y lo peor es que yo misma he podido comprobar muchas veces que esto no siempre es así, que en España hay calidad y que muchos autores pasan totalmente desapercibidos porque algunas editoriales prefieren publicar una novela que le asegure ventas por ser de un autor reconocido internacionalmente. Yo, por mi parte, intento siempre leer un poquito de todo y tocar distintas nacionalidades y creo que este año estoy leyendo más literatura española que el año pasado (?)

    ¡Buen post! ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con todo lo que dices, la pregunta es, ¿por qué la novela del autor internacional le asegura ventas? Sé que es difícil pero lo ideal sería que todo el mundo tuviera un criterio independientemente de lo que le diga la publicidad :)

      ¡Gracias y besitos!

      Eliminar
  4. No creo que la cuestión esté bien enfocada. Me parece que una cosa es la industria editorial y otra la calidad literaria. A veces coinciden. La primera tiene una finalidad económica, es un negocio, aunque sea un negocio especial (no vende chorizos), pero su cuenta de resultados manda y no se puede mantener si no hay ventas. Hay raras excepciones: la editorial Siruela en sus comienzos y el milagro de editoriales como Acantilado, que publican maravillosas rarezas.

    Iba a defender el internacionalismo y me doy cuenta de que en mis 12 metros de narrativa predominan españoles e hispanoamericanos. No por nada, suelo leer a ráfagas, pero también hay de cualquier otra nacionalidad. De hecho, los "ingleses" son la excepción. Tengo mucho centroeuropeo (Zweig lo que más) y bastante francés (Camus especialmente). Leo muchísima narrativa escandinava, aunque hace tiempo que mi biblioteca no crece por falta de espacio y de éstos apenas hay media docena.

    Pero Muñoz Molina tiene 8 ejemplares, Marías otros 8, Pérez-Reverte 5, Vargas Llosa 9, Vázquez Montalbán 13, Llamazares 6, Mendoza 5, Cela 4... Son, desde luego, más del 50 % de lo que tengo y de lo que he leído.

    Como lector, leo por "catas" y también sigo a mis autores. En lo primero me aventuro con todos esos de los que no he leído absolutamente nada. Algunos me sorprende, otros los abandono pronto. El bloguerío da alguna pista pero nada sustituye la inciciativa personal. Es estas "aventuras" suelo explorar extranjeros por aquello de que me van a contar cosas que no conozco, lugares en los que probablemente no voy a estar. Y eso está por delante del amor a mi patria o a las idioma en el que soy capaz de hablar y de disfrutar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Atticus. Gracias por tu comentario.

      Yo creo que sí está enfocada, lo que pasa es que creo entender que piensas que hablo de calidad literaria, y precisamente hablo del negocio. Hablo de que se hace negocio con lo extranjero asumiendo que vende más, como si en España no hubiera gente muy buena escribiendo literatura comercial. Creo que la literatura comercial también puede ser buena. Cumple una función diferente de la que no lo es, aunque como dices, a veces coinciden. Si hablamos de calidad, yo entendería que solo hubiera un veinte por ciento de autores españoles en mi estantería, porque quiero conocer otras literaturas, otros puntos de vista, otras maneras de hacer arte. El otro ochenta no sería anglosajón, sería del mundo entero.
      Pero si hablamos de literatura comercial... ¿Qué más me da que el asesinato se haya cometido en un bosque de Asturias que uno de Washington? ¿O que la pareja de enamorados se llamen Lana y Jack en lugar de Aurora y Felipe?
      Ahí es a donde quiero llegar. Al consumismo editorial. Entiendo muy bien que te pueden contar cosas que no conoces o lugares en los que probablemente no vas a estar. Pero piensa, por ejemplo, en la Ciencia Ficción. Los dos autores (el anglosajón y el español) parten de una realidad inexistente, y si son igual de buenos escribiendo, probablemente las dos historias te ofrecerán el mismo nivel de entretenimiento. Pero se sigue eligiendo al anglosajón por encima del español.

      Espero haberme expresado mejor ahora :)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  5. Hola!

    Acabo de conocer tu blog y por aquí me quedo!
    La verdad que me parece muy interesante tu entrada y en mi caso creo que la estantería no llegaría ni al 18%, y es una pena; aunque últimamente leo mucho en ebook y sí que tengo muchos autores españoles, aunque igual creo que se le debería dar más impulso. Recuerdo que una vez estando en una librería, escuché el comentario de una chica que decía "no, yo es que si es español el autor, no lo leo", mi cara fue de poker, a parte de que me parece de una ignorancia bestial, chica no sabes lo que te pierdes, porque en este país, hay mucho talento, así que te aplaudo por esta entrada.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Me parece muy buena idea! Y, la verdad, me he estado riendo muchísimo con la campaña de la RAE. Originalidad no le falta. xD

    Entiendo que muchas palabras se adaptan del inglés por puros tecnicismos, pero el problema viene cuando no sabemos cómo adaptarlas al español. Eso, al final, conduce a su forma original. Yo utilizo muchos anglicismos, pero sólo si hablo coloquialmente. Si escribo de una forma más o menos seria intento utilizar su variante en español. Hay que admitir que a veces, algunas palabras o expresiones inglesas no mantienen el mismo contexto, carácter ni significado que su equivalente al español. Creepy (amo esa palabra) no quiere decir lo mismo que extraño u horripilante. Creepy es algo que sí que da miedo de lo extraño que es, pero que podemos sobrevivir con ello. Bueno, no sé explicarlo bien bien. Es una sensación muy distinta a horripilante.

    De todas formas, defiendo el uso del español. No hace falta llegar a límites como los de los anuncios. D:

    ResponderEliminar
  7. Interesante pregunta la que nos planteas, sinceramente... en mi estantería también ganan por goleada por extranjeros. Aunque en los últimos dos años, estoy leyendo bastante mas a escritores españoles y se va poco a poco compensando la cosa. Tenemos buen producto nacional, pero a veces no está explotado como se merece. Un beso.

    Pd: Me ha gustado tu blog, me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
  8. Muy honrado de que inaugures este propósito de enmienda con mi novela (¡me ha sorprendido leer el título a final!). Espero que la disfrutes y que sirva para darte un poco la razón en eso de que los que escribimos en español podemos hacerlo tan bien como los anglosajones ;-) Un beso grande.

    ResponderEliminar
  9. Muy buena entrada, me ha gustado mucho. Yo también he hecho cuentas. He mirado la estantería de mi cuarto: de 143, 45 son nacionales, es decir, un 31'4% Vaya, vaya...

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que tienes bastante razón, yo lo hablaba el otro día con mi chico y la verdad es que creo que no tengo ningún libro de autor español, es bastante triste y con las series pasa igual.

    ResponderEliminar
  11. Hola!!! Acabo de llegar a tu blog y después de leer esta entrada que me ha encantado, he decidido quedarme en él. Si miro los libros que tengo en casa, la mayoría son de escritores extranjeros. Creo que es que no se le da tantas oportunidades a los escritores españoles, y deberíamos los lectores leer más producto nacional, hacer que esos autores, que tienen muchos que autopublicarse, sean conocidos.

    Un beso.

    http://cuandocaenhojas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar